Autema, para preservar el medio natural y socioeconómico, minimizó durante la construcción los impactos de esta vía en el medio ambiente. Se adoptaron, entre otras, las siguientes medidas:

  • Ampliación del viaducto sobre la riera de Rubí.
  • Construcción de dos túneles artificiales
  • Plantación de pinos en las áreas de servicio.
  • Sobredimensionamiento del paso del barranco de la Marina para adecuarlo al paso de fauna.
  • Control estricto de talas y desbroces.
  • Conservación de la tierra vegetal.
  • Canalización de rieras y torrentes, adaptándolos como pasos de fauna.

Todas las medidas han permitido una mayor integración de la autopista en el paisaje por el que discurre, y también se han evitado impactos socioeconómicos y de salud sobre las personas. La autopista Sant Cugat – Terrassa fue la primera obra de infraestructura importante sometida a la evaluación de impacto ambiental en el estado español. Durante la explotación de la autopista, Autema realiza un control estricto tanto de los residuos generados por las labores de mantenimiento como de aquellos que son retirados de las calzadas y zonas adyacentes por el personal de mantenimiento, intentando generar el menor volumen posible.

Política de calidad y medio ambiente

Estamos comprometidos con él medio ambiente, por eso contamos con un sistema de gestión ambiental según la ISO-14001.

Diseñamos e implantamos medidas ambientales que eliminan o reducen los impactos ambientales, como por ejemplo: la minimización en la generación de residuos o las afecciones a la flora y fauna.

Descargue la política de calidad y medio ambiente.